Alitas de Pollo con Brócoli Cremoso

Alitas de Pollo con Brócoli Cremoso

Un plato perfecto para cenar manteniendo la dieta keto. Alitas de pollo crujientes con un brócoli cremoso que gusta a cualquiera ¡No hay quien se resista!

Observaciones

Dificultad

Fácil

Porciones

4 Porciones

Tiempo de Preparación

10 Minutos

Tiempo de Cocción

45 Minutos

Carbohidrátos Netos

3% (9g)

Ingredientes

  • Para las Alitas
  • 1 ½ de Alitas de Pollo (enteras o partidas)

  • ½ Naranja

  • 60 ml de Aceite de Oliva

  • 2 Cucharaditas de Jengibre en Polvo

  • 1 Cucharadita de Sal

  • ¼ Cucharadita de Cayena Molida (Si sólo tienes enteras pica una pequeñita)

  • Para el Brócoli
  • 700 gr de Brócoli Lavado y Cortado

  • 200 gr de Mayonesa

  • 2 Cucharadas de Eneldo Fresco Picado

  • Sal y Pimienta

Pasos a seguir

  • Las Alitas de Pollo
  • Enciende el horno para que se vaya calentando a 200ºC.
  • Ralla la cáscara de la media naranja hasta lo blanco y échalo en una taza o bol pequeño con el aceite y las especias de las alitas. Exprime la media naranja y echa el zumo con la mezcla que estamos preparando.
  • En una bolsa de plástico (o varias si son pequeñas) introduce las alitas y la mezcla que acabamos de preparar.
  • Tendrás que agitar la bolsa para que el preparado llegue a todas partes y dejarlo reposar mínimo 5 minutos, pero cuanto más tiempo lo dejes más absorben el sabor y más ricas salen.
  • Engrasa un poco la bandeja de horno que vayas a utilizar con un chorrito de aceite. Puedes ayudarte de un pincel de cocina para extenderlo o incluso con papel de cocina (absorberá un poco de aceite pero no pasa nada).
  • Coloca las alitas de forma que queden extendidas por la bandeja sin solaparse unas a otras e introduce la bandeja en el centro del horno.
  • Deja que se hagan a 200ºC durante 45 minutos más o menos, tendrás que ir controlando que se queden doradas pero no se quemen, si ves que se van a quemar pero no están bien hechas por dentro puedes cubrirlas con papel de aluminio y dejarlas un poco más en el horno.
  • El Brócoli Cremoso
  • Mientras se hacen las alitas tienes tiempo para preparar el brócoli, debe estar lavado y cortado en ramitas pequeñas.
  • Hierve el brócoli en agua con sal durante pocos minutos dependiendo de lo blando que te guste, pero lo suyo es que no pierda su forma.
  • Cuélalo y deja que se escurra un poquito para que no tenga demasiada agua.
  • En un recipiente donde puedas mezclarlo de forma cómoda, como un bol por ejemplo, pon el brócoli, la mayonesa, el eneldo, sal y pimienta y mezcla bien.
  • A la hora de emplatar pon unas alitas en cada plato junto con brócoli.

¿Te ha encantado? ¡Prueba alguna variante!

Para el brócoli cremoso, si eres un amante del queso (como yo), puedes añadir parmesano o mozzarella cuando aún esté caliente para que se deshaga. También puedes cambiar el brócoli por coliflor, coles de bruselas o incluso pimientos o champiñones, a tu gusto.

Deja tu comentario